flecha arriba

El 28 de junio se llevó a cabo en el Auditorio Hugo Lumbreras del Campus Miraflores, la Conferencia sobre “Educación intercultural en la universidad”. A ella asistieron un gran número de docentes de Educación Superior, nuestros estudiantes de las Carreras de Educación Inicial y Educación Primaria Intercultural Bilingüe y público en general.

Este evento estuvo moderado por la Mg. Renato Merino, Jefe de las Carreras de Educación Inicial Intercultural Bilingüe y Primaria Intercultural Bilingüe de la Facultad de Educación, quien propuso acercarnos al tema a través de la diversidad y convivencia. Para definir la diversidad citó un extracto del discurso “No soy un aculturado” de José María Arguedas. Respecto al término convivencia, menciona que ha predominado un sistema de Estado mono cultural cuyo objetivo ha sido la homogenización de la sociedad, sobre todo en el campo educativo. Terminó su participación indicando que la universidad debe estar al servicio de todos, convirtiéndose en un lugar de diálogo e intercambio entre las múltiples formas de producción de conocimiento.

                                                                              

 

La primera ponencia “¿Interculturalizar la universidad o universalizar la interculturalidad? Sistemas universitarios y población indígena” estuvo a cargo del Dr. Ricardo Cuenca, Investigador principal del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) y profesor principal del Departamento de Educación de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Inicia su participación compartiendo algunas ideas respecto de la interculturalidad procedentes del proyecto de investigación que se desarrolló en el IEP con el financiamiento de la Fundación Ford. Luego, hace un breve recuento histórico sobre el término interculturalidad que fue acuñado en América Latina. Desde los años 70 hasta los años 90  muchas de las organizaciones indígenas impulsaron una agenda política con temas como la educación, salud, de derechos colectivos y de territorios. Todo lo mencionado, generó tres grandes estrategias vinculadas al tema de la educación superior y la interculturalidad. La primera fue instalar procesos de acción afirmativa, herencia del mundo anglosajón, buscando estrategias diferenciadas para poder afirmar a las minorías en el sistema. La segunda fue un acceso diferenciado. La tercera estrategia fue la institucionalización de la oferta promovida (universidades y programas) desde el Estado o de las instituciones indígenas. Finalizó su participación diciendo que si se quiere atender una educación superior diferenciada, se deberá realizar un conjunto de reformas de las universidades. Si por el contrario, la finalidad es que la oferta educativa sea intercultural, entonces se deberán hacer las reformas en ese sistema y habrá que pensar cómo se define una universidad, programa o enfoque intercultural. 

La segunda ponencia “Universidades interculturales en Perú: políticas de reconocimiento, el currículo y la gestión”estuvo a cargo del Ph.D. Pablo Sandoval, Investigador Principal en el IEP. En ella hizo una clara diferencia entre tres conceptos: universidad intercultural, interculturalidad y enfoque intercultural. Señaló que en el Perú, lo avanzado respecto a la universidad intercultural, está más orientada a recoger la demanda de la educación superior de los pueblos indígenas siempre y cuando la universidad mantenga abierta la presencia de otros grupos socioculturales. La interculturalidad para Pablo Sandoval es entendida como un proceso de diálogo y aprendizaje que busca generar relaciones de equidad entre diversos grupos étnicos-culturales que comparten un espacio a partir del reconocimiento y valoración positiva de sus diferencias culturales. Mientras que el enfoque intercultural propone reconocer, valorar y respetar la diversidad de costumbres, tradiciones y cosmovisiones de los diversos grupos étnicos culturales en el diseño de la política pública y en el establecimiento del diálogo intercultural en condiciones de igualdad. En relación a las cuatro únicas universidades interculturales públicas de Educación Superior en el  Perú, señaló que tratan de atender las necesidades, demandas y propuestas de formación de pueblos indígenas y afrodescendientes, e incluyen contenidos propios tanto de los saberes, modos de producción de conocimiento y formas de aprendizaje de las respectivas tradiciones indígenas y/o afrodescendientes; así como de la “ciencia” y/o  “saberes occidentales”. Finalizó su participación presentando propuestas para establecer una educación superior intercultural: (a) reconocer la deuda histórica del sistema educativo, científico y tecnológico con los pueblos indígenas; (b) el desafío de atender y resolver la desigualdad infraestructural y socio-económica en las relaciones entre poblaciones indígenas y no-indígenas; (c) el desafío de atender y reconocer la diferencia étnica, cultural y lingüística como expresión legítima de los pueblos indígenas; (d) el desafío de atender y aprovechar la diversidad de diversidades (culturales, étnicas, de género, de generación etc.) como un recurso estratégico para toda el sistema universitario; (e) atender las demandas y necesidades de educación superior de las comunidades indígenas en sus propias regiones de origen; y (f) atender las demandas y necesidades de personas y/o comunidades indígenas migrantes en zonas urbanas.

La última ponencia “Interculturalizar la universidad. Experiencia de la RIDEI - PUCP” estuvo a cargo del Dr. Juan Ansión Mallet, miembro e investigador de la Red Internacional de Estudios Interculturales (RIDEI) de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Inició su participación compartiendo la experiencia realizada con la RIDEI, red que nace a partir de una iniciativa de la Fundación Ford que originalmente se centró en entender la interculturalidad en dos sentidos: el diálogo entre culturas, y la realidad efectiva y conflictiva de grupos humanos con orígenes culturales distintos. La experiencia presentada fue la del Proyecto Hatun Ñan (El gran camino) que se trabajó en la región de Cusco en coordinación con otras universidades. El planteamiento del proyecto era de acción afirmativa, es decir, se brindaban las ventajas de los conocimientos propios que traen desde su familia y cultura frente a los que se encuentran en desventaja. Todo esto, desde una perspectiva de ciudadanía intercultural, hace que los estudiantes quechua-hablantes puedan ingresar a las universidades en condiciones de igualdad y reconozcan como legítimos sus conocimientos propios. Los temas trabajados durante el proyecto fueron la discriminación lingüística, las dificultades y posibilidades de un diálogo de conocimientos en la universidad en temas de salud, agronomía y derecho (sistema de justicia, concepto de ciudadanía). Un aspecto a resaltar fueron algunas pistas para un trabajo intercultural de articulación: (a) crear un clima de apertura sana; (b) construir criterios comunes de validación; por ejemplo, la validación de las parteras o curanderos; (c) profundizar en torno a dilemas ético-políticos; (d) destacar y desarrollar los aspectos en que puede haber avances rápidos; por ejemplo, la medicina herbolaria y  las prácticas vinculadas con un arte de largo aprendizaje (caso de las parteras, de los hueseros); (e) incorporar las prácticas tradicionales como parte sustancial de todos los cursos (no como folclor), entre otros. Finalmente, el Dr. Ansión destacó que es deber de las universidades investigar y educar desde las raíces culturales de sus estudiantes, rompiendo con prejuicios y esencialismos.

Concluidas las presentaciones, se realizó una ronda de preguntas a las que los expositores respondieron gustosamente. Para dar término a la conferencia el Mg. Renato Merino, en su condición de moderador, invitó a los estudiantes a reflexionar acerca de todo lo conversado desde su perspectiva y cómo vincularlo con su pueblo y sociedad.

fbtwitteryt

Universidad Peruana Cayetano Heredia | Av. Honorio Delgado 430, Urb Ingeniería, Lima - Perú | (51 1) 319-0000 of.imagen@oficinas-upch.pe

Informes para postulantes: (51 1) 436-3852 / (51 1) 319-0043

  • Visitas: 1112176