2E4330BE 749B 4289 ACF8 77FA99FB18D0
Se quiere volver a un modelo que no funcionó, compuesto por un club de amigos de los rectores de la ANR.

El doctor Enrique Castañeda, rector de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), manifestó que la reciente aprobación en el Congreso de la República de la primera votación del proyecto de ley que propone “restablecer la autonomía y la institucionalidad de las universidades” modificando la organización del Consejo Directivo de la SUNEDU, es volver a un modelo anterior, como fue en la ANR donde los “propios rectores formaban un club de amigos”, que podían manejar los favores políticos para calificar el ingreso de algunas universidades.

La autoridad máxima de la CAYETANO HEREDIA opinó que los intereses que están detrás de la ley tienen como objetivo modificar la forma de la organización de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU). Esta modificación es contraproducente porque busca que los rectores que conformen el Consejo Directivo de SUNEDU, tengan la potestad de ser evaluados y a la vez ser los mismos evaluadores de las acreditaciones de calidad y licenciamiento de sus instituciones.

Indicó que afrontamos un escenario sombrío para la educación nacional, porque existen grupos con intereses en las universidades y es lamentable que congresistas del partido de Gobierno hayan votado a favor de esta ley. Igualmente, es lamentable la primera declaración del recién nombrado Primer Ministro que adelantó que no observaría la ley. “Nosotros somos rectores de universidades que tienen calidad y no consideramos oportuno que un modelo de licenciamiento y de acreditación, que no funcionó cuando existía la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), se pretenda restablecer”, señaló  el doctor Castañeda.

Explicó que la Ley de Reforma Universitaria que aplica la SUNEDU establece que la selección de los miembros de su Consejo Directivo se realiza mediante concursos, lo que busca que los mejores integrantes cumplan los requisitos técnicos para dirigir un organismo independiente, a fin de velar por la calidad de la educación pública y privada en las casas de estudios superiores.

El Rector mencionó que preocupa la reciente ley aprobada en primera votación en el Congreso porque estaría permitiendo que 48 universidades y dos escuelas de posgrado con licencias denegadas por incumplir con las condiciones básicas de calidad, puedan volver a solicitar su evaluación, es decir, seguir funcionando y continuar “estafando a los estudiantes” en perjuicio de la educación superior del país.

Esta ley establece que el superintendente de la SUNEDU será elegido entre sus miembros representantes y que los representantes de las universidades que integran el Consejo Directivo serán elegidos en una convocatoria nacional por los rectores de las universidades.