portada

El COVID-19 y sus variantes son objeto de vigilancia permanente y tiene en alerta a la comunidad científica mundial. En esa situación, un medio de comunicación radial conversó con el doctor en microbiología, Pablo Tsukayama, científico de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, y tocó el tema de las subvariantes denominadas como XE, XD y XF y explicó que son el producto de un proceso que se sabía que ocurriría con el coronavirus y que se llama recombinación.

 

Pablo Tsukayama explicó que esté evento se produce cuando una persona es infectada por dos variantes al mismo tiempo. Y existe la posibilidad que en ese individuo “los genomas de los virus intercambien partes, material genético y se generen nuevos virus” o híbridos.

Así mismo, manifestó que sí bien esta es una novedad del virus, todavía no hay evidencia que diga que es una preocupación especial “que tenga algún comportamiento diferente o que reúne las peores características de las variantes. Esto todavía no se ha visto”, pero hay que continuar con el monitoreo de lo que sucede y pueda suceder con estás variantes.

Señaló que ahora, tras observar variantes divergentes, “nos hemos vuelto mejores en identificar y ver estos recombinantes entre Ómicron BA1 y BA2. Existen varios casos reportados en Europa y también la presencia de estas combinaciones entre Delta y Ómicron”.

Con respecto a las variantes de la COVID-19 como Alfa, Delta, Gamma y su diferencia con las denominadas equis, el doctor Tsukayama explicó que son dos mecanismos independientes de evolución del virus. Y que se ha visto en todo el periodo de la pandemia que “el virus conforme va transmitiéndose de persona a persona va acumulando cambios en su material genético de forma puntual. Y así se ha dado la mayoría de todas las variantes que hemos visto, Alfa, Delta, Gamma, Lambda, hasta el Ómicron”.

Con los recombinantes ya se sabía que sucedía y pese a ser eventos poco frecuentes, pero ya se empieza a ver qué puede ocurrir debido a la altísima transmisibilidad de Ómicron en los últimos meses. “Entonces es un mecanismo paralelo de evolución que genera nuevas variantes, aunque todavía no sabemos del efecto que puedan tener sobre el curso de la pandemia”, sostuvo.
Asimismo, Tsukayama dijo que desde el año pasado había una serie de reportes que ya mostraban signos de recombinación de variantes, pero han sido casos puntuales. No ha sido recién hasta Ómicron que se ha podido identificarlos.

También añadió que el virus ha mejorado su transmisibilidad porque siguen una regla de la evolución. Un organismo siempre va a tratar de maximizar su capacidad de reproducir y en el caso de los virus, estos apuntan a convertirse en más transmisibles en la población humana.

“Con Ómicron hemos visto un patrón distinto de evolución a medida que buena parte de la población ya se había contagiado o ya estaba vacunada como ocurría a fines de 2021. Esta variante ha evolucionado hacia una mayor transmisibilidad en poblaciones vacunadas y por eso tenía tanto éxito”, indicó.

“Y por lo general, el virus siempre va a tratar de escapar de las presiones que le ponemos. Ahora con más vacunados el virus se está volviendo más efectivo en escapar de las vacunas” y por lo tanto se seguirá viendo variantes nuevas en la medida que existan focos de transmisión activa en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, a pesar de todo, las vacunas han mostrado ser altamente eficaces y si bien no previene los contagios, a cambio, sí mantiene una eficacia muy alta contra la hospitalización y la muerte.

En cuanto a las restricciones y levantamiento de medidas de protocolos, el doctor indicó que esa aplicación tiene que ser flexible pues la transmisibilidad puede aumentar o descender, entonces se debe recurrir a las restricciones. “Tenemos que seguir atentos a lo que está pasando y monitorear la aparición de variantes en el país, y conforme vayan subiendo o bajando las tazas de contagios, hay que ajustar las medidas, tal vez el ejemplo claro es Europa que en algún momento decidió levantar todo y eso ha contribuido a una nueva ola de casos. Entonces no nos apuremos tanto”.