El Dr. Roberto Accinelli, director del Instituto de Investigaciones de la Altura y profesor principal de nuestra Facultad de Medicina Alberto Hurtado, visitó la universidad de Haifa y el Instituto Technion invitado por el Profesor Aaron Ciechanover, del Technion Integrated Cancer Center (TICC), The Rappaport Faculty of Medicine and Research Institute, Technion-Israel Institute of Technology,  Premio Nobel de Química, por haber ser uno de los descubridores del sistema ubiquitinas-proteosoma. Le mostró su laboratorio en donde continúa investigando sobre el mecanismo de degradación de las proteínas y su papel en diferentes enfermedades como en la leucemia.

Hoy casi todos los médicos israelíes hacen una especialidad, que dura de 4 a 5 años. En la facultad de medicina de Haifa estudian alrededor de 100 alumnos por promoción, cantidad que depende de la necesidad de médicos que necesita Israel y de los campos clínicos disponibles en sus hospitales. En el Instituto Technion laboran hoy más de 500 investigadores, muchos de ellos médicos, que son reclutados a partir de los más brillantes de cada promoción, pues sólo cinco acceden al doble diplomado MD-PhD que dura cinco años más, luego de los cuales continúan en investigación en laboratorio o pasan a tener a la medicina clínica como su campo de acción.

El Dr. Ciechanover mostró el área en donde se construirá a partir de enero del 2018 un edificio nuevo para el Instituto Technion, con la donación económica más grande destinada por algún filántropo a su institución, que fuera gestionada por este Premio Nobel.

El Profesor Ciechanover, además de sus recargadas labores de investigación, hoy es el Presidente de la nueva sede de la universidad de Haifa en la China. El diseño y construcción de este nuevo centro de estudios les ha tomado tres años y cuenta con todo lo necesario para que los estudiantes de ciencias, menos medicina, puedan hacer su entrenamiento de pre y post grado con laboratorios y fondos suficientes que les permitan hasta la elaboración de costosas tesis. Ya ha comenzado a funcionar con unas pocas decenas de alumnos y en tres años serán 5000 sus estudiantes. Todos los profesores son designados por la universidad de Haifa y en su mayoría son miembros del staff de la sede en Israel.