La violencia sexual es una problemática que debe ser abordada de manera preventiva para evitar que niñas, niños y adolescentes estén expuestos a  graves violaciones de su integridad física y emocional, como son el abuso y acoso sexual que podría darse de parte de personas de su entorno familiar o desconocidas. En la búsqueda de aportar a la lucha contra este problema que vive nuestra sociedad y a la que no somos ajenos, se llevó a cabo la conferencia “La Prevención de la Violencia Sexual en el Ámbito Educativo”, en el auditorio "Hugo Lumbreras" - Campus Miraflores UPCH, en la que se contó con la participación de más de 250 participantes docentes y profesionales de ciencias de la salud. 

El discurso de bienvenida al inicio del ciclo de conferencias estuvo a cargo de la Mg. Liliana Muñoz Guevara, Vicedecana de la Facultad de Educación – UPCH quien enfatizó sobre la situación de  violencia y  vulnerabilidad de los niños y adolescentes. Así también, mencionó el rol de los maestros quienes deben tener conocimientos sobre prevención y manejo de casos de violencia y acoso sexual.

La primera ponencia: “Experiencias en prevención en escuelas sobre la violencia sexual” la desarrolló la Lic. en Psicología,  Elva Cacñahuaray  Suárez. La expositora señaló, a manera de conclusiones, que se debe trabajar de forma transversal en las áreas curriculares la temática de violencia familiar y sexual como complemento de la tutoría. Así también, la Educación Sexual Integral (ESI) con niños, niñas y adolescentes, desde las familias y el espacio educativo.

Afirmó que se debe ir escalando en el abordaje de la ESI, informar, sensibilizar y comprometer a los padres y madres de familia, desmitificando y desterrando creencias hasta posicionarla en la agenda pública nacional y local.

La segunda ponencia, “De la normativa a la práctica: La política de educación sexual y su implementación en el Perú" la dio el  Dr. Carlos Cáceres quien en su disertación presentó a un estudio realizado sobre Salud Sexual y reproductiva de los adolescentes en Perú, teniendo como uno de sus objetivos principales documentar la forma en que se implementa la Educación Sexual Integral (ESI) en los colegios, considerando normatividad, currículo y metodología; así como evaluar la integralidad de contenidos proporcionados; conocer opiniones y actitudes de estudiantes y profesores y proponer recomendaciones para diseño e implementación de los programas en el  Perú, en Latinoamérica y El Caribe (LAC).

Sostuvo que se debe mejorar la calidad de la Educación Sexual Integral, lo que implica eliminar los mensajes basados en el miedo y consolidar un enfoque apoyado en la evidencia, igualdad de género, interculturalidad y derechos humanos. Además, cubrir una gama más amplia de temas y dimensiones en el aula, entre otros. 

Finalmente se invitó a los participantes al rol de preguntas, las cuales estuvieron dirigidas a la preocupación de los docentes por ahondar en esta problemática y cómo enfrentarla desde su desempeño laboral, coincidiendo todos en que el sistema educativo debe tener una respuesta a esta realidad y no ignorarla.